El pasado sábado pude sacarme una de las espinas que tenía clavadas desde hace más de 20 años, y, al fin pude ver en directo a los Guns N’Roses.

Claro que hubiera podido verlos en la gira de los Illusions, que pasó por Barcelona en julio del 93, pero no recuerdo por qué, supongo que estaría con los preparativos de mi boda, celebrada un mes después, no pude asistir, seguramente pensé que ya volverían más adelante … craso error, por que a los pocos meses recibíamos la noticia de que las continuas disputas entre Axl y Slash habían terminado con el grupo y se separaban, quemados seguramente por la más grande gira jamás realizada: 192 conciertos, 27 paises visitados y dos años y dos meses de duración.

La historia posterior ya la conocéis, Axl se queda con los derechos del nombre del grupo y se anuncia un nuevo disco sin ningún otro de los miembros originales, disco que tarda más de 10 años en salir, aunque algunos de sus temas como Madagascar o Chinese Democracy son presentados en directo en algunos conciertos aislados entre el 2000 y el 2008.

Finalmente en 2.008 el disco vé finalmente la luz y los nuevos Guns N’Roses se embarcan en una nueva gira mundial

No me extenderé en la polémica de si es el grupo de Axl, de si tienen derecho a seguirse llamando Guns N’Roses …. muchos grupos han sufrido cambios importantes en sus filas y nadie ha discutido que siguieran usando el nombre (sin ir más lejos, sería el caso de otra de mis bandas favoritas, de los Iron Maiden del primer disco sólo quedan hoy en dia Steve y Dave y nadie discute que Nicko o Janick y por supuesto Bruce y Adrian son tan importantes en la banda o más de lo que fueron en su momento Paul, Denis  o Clive …). Para gustos los colores y quien piense que ahora la banda es Axl con un grupo de mercenarios, a mi me da absolutamente igual, al tener la noticia de que esta gira pasaría por Badalona, inmediatamente compré mi entrada por que sabía que iba a ser una oportunidad única, que a Axl igual dentro de unos meses le viene en gana irse al Nepal a un convento budista a meditar o convertirse en telepredicador, y podríamos pasarnos 17 años más esperando verle de nuevo en directo.

Así, el sábado pasado me planto con mi sobrino en Badalona, donde llegamos a las 19:30 horas, una después de la apertura de puertas, y suponemos que media hora antes de la actuación del grupo telonero, Sebastian Bach, y digo suponemos, por que en la entrada no pone ningún horario, más que “apertura de puertas 18:30”, está claro que los promotores conocen la histórica mania de Axl de no respetar ningún horario y presentarse en el concierto cuando le viene en gana, a veces una, dos o incluso tres horas más tarde de lo previsto, lo que ha ocasionado muchos follones, y seguramente más de una suspensión de concierto teniendo que devolver el importe de las entradas. Solución salomónica:  Apertura de puertas 18:30, venid cuando queráis y ellos saldrán cuando al Sr. Axl le dé la gana y nadie puede quejarse por no cumplir el horario previsto.

A las 19:45 estamos sentados en una posición privilegiada, justo enfrente del escenario, con una visión perfecta, y no tenemos que esperar mucho por que a las 20:00 en punto, sale Sebastian Bach, cantante original de la banda de hard rock de los 80, Skid Row, quien ahora también gira en solitario, y con una muy buena banda compuesta por dos guitarras, bajo y bateria, abre su actuación con uno de los temas más conocidos de su antiguo grupo: Slave to the Grind …

Nunca presté demasiado atención a Skid Row en su momento, escuché algo de ellos, pero no llegué a comprar sus discos, me parecía una de tantas hair bands, en la linea de Poison, Twisted Sister, Quireboys, Tesla y tantas otras … por lo que antes del concierto me he tenido que poner un poco al día escuchando su grandes éxitos, y ciertamente grabaron algunos temas bastante buenos, como Monkey Bussines, Youth Gone Wild y dos grandes baladas,  18 and life y I Remember, ninguno de ellos falta en el set de esta gira, y durante la hora que dura la actuación son los 4 temas más coreados por gran parte de un público, que parece conocer bastante mejor que yo a Sebastian.

El grupo que lleva es de gran nivel, destacando un guitarista que al final del concierto presenta, destacando que sólo tiene 20 años … alucinante … más viendo como se ha desenvuelto sobre el escenario, llevando el peso de las rítmicas tanto eléctricas como acústica en I Remember, como un auténtico veterano.

La actitud de Sebastian también es excelente, bajando del escenario en varias ocasiones a repartir botellines de aguas entre las primeras filas, jugando con un sombrero que le llega volando desde las mismas, que coloca en su cabeza, y en la de uno de sus guitarristas, y devuelve después a su propietario, bajando de nuevo para recoger algún mensaje de algún fan (una pancarta que mostró pero no alcancé a leer), o una bandera portuguesa, que muestra también a la audiencia, en resumen, es un frontman de primera, y se mete el público en el bolsillo con su entrega, comunicación y calidad musical, ya que su voz es impresionante, llegando sin ningún problema a los tonos más agudos del repertorio que interpreta,

Cierra con una aplastante Youth Gone Wild, su tema más conocido, coreado por todos, al menos en su estribillo, y se va con un monumental aplauso de las ya más de 10.000 personas que calculo estamos abarrotando el Palau d’Esports.

Ahora viene la incertidumbre, como siempre tratándose de Axl, sobre si va a tardar una hora, dos o tres en salir, por lo que nos lo tomamos con calma, vamos a buscar un par de cervezas, y tranquilamente nos comemos nuestros bocatas y una bolsa de palomitas, comentando los detalles del escenario y el magnífico ambiente que presenta el pabellón, por lo que en un momento ya son las 22:00 hrs, cuando vemos que los periodistas acreditados bajan a poca distancia de nosotros, escoltados por el servicio de seguridad, y se colocan tras las mesas de sonido, lo que nos hace pensar que parece que esta vez habremos tenido suerte y no queda mucho para la salida de los Guns.

Efectivamente, a las 22:15, después de unos cuantos silbidos y protestas del público, menos insistente que en otros conciertos, donde un retraso de una hora y cuarto después del telonero habría supuesto una auténtica pitada (parece que todo el mundo conoce ya al amigo Axl), se apaga la pantalla con el último espot publicitario, se apagan las luces generales, y empieza la intro del primer tema, Chinese Democracy, mientas los miembros del grupo empiezan a colocarse y Richard Fortus, abre el fuego desde lo alto del escenario con el fantástico riff de guitarra inicial, y en pocos segundos tenemos ya a Axl en primera línea de escenario a tope de energía aunque lejos de la estilizada figura que lucía hace 20 años.

A pesar de los evidentes kilos de más, luce un look rock star total, con cuidadísima perilla pelirroja, perfectamente afeitado y vistiendo americana plateada brillante sobre camiseta blanca, tejanos rotos y su ya clásica badana roja en la cabeza rematada por un sombrero de cowboy.

Está claro que Axl viene a triunfar y no sólo a presentar disco, por lo que, a diferencia de otros artististas, que en las giras de presentación nos meten todos los temas del mismo, aunque algunos sean infumables, no se está de contemplaciones y el set (con una estructura y orden prácticamente idéntico en toda la gira, salvo 4 o 5 temas: Better, Don’t Cry, I.R.S, Shackler’s Revenge y la versión del Whole Lotta Rosie, que entran y salen del set-list, sólo uno o dos de ellos cada noche) no se recrea en el último trabajo, sino que tira de los grandes éxitos tanto de los Illusions como del Appetite.

Así, después del Chinese Democracy, las guitarras empiezan la conocida intro de Welcome To The Jungle y si había alguien reticiente en la sala sobre el estado de forma de Axl y sobre la calidad de los músicos que le acompañan actualmente, tiene que rendirse realmente a sus piés, ante un tema aplastante y ejecutado con maestria. Si cierras los ojos, no hay diferencia entre lo que suena en el Palau de Esports y lo que pudo sonar en el Estadi Olímpic aquella noche de Julio del 93, en que nos visitaron los Guns originales, con Slash y Duff.

A partir de aquí todo es pan comido para Axl, los 10.000 asistentes estamos completamente entregados ya, y sigue con otros dos de los temas del Appetite, como son It’s So Easy, y Mr. Brownstone, enlazando los que seguramente son los tres temas más punk de su discografía, sin teclados ni efectos, sólo bajo, guitarra y batería. El contraste entre estos temas del primer disco y los nuevos es evidente, pero Axl es perro viejo y muy inteligentemente ha hecho algunos retoques en el tercero de los temas, ofreciéndonos un Mr. Brownstone más bluesy que punky, con un ritmo fantástico, que entronca perfectamente el pasado del grupo con su música actual.

Así prácticamente no cae la intensidad del concierto, como podría perfectamente haber pasado después de estos tres cañonazos, cuando empiezan las primeras notas de una de las grandes baladas de su último trabajo, un Sorry que también es coreado por casi todo el mundo, lo que deja claro que todos hemos venido a disfrutar a tope y que celebramos tanto los temas de los antiguos Guns, como del “grupo de Axl” (como lo llama el gran periodista del Popular 1, César Martin).

Después de Sorry, otro tema del Chinese, una pieza de rock industrial, de nombre Shackler’s Revenge, que vuelve a ser interpretada a toda pastilla, pero en mi opinión, sin estar mal, es el tema más flojo de la noche, ya que se acentua en demasía el peso de los teclados y efectos, que en muchos momentos pisan totalmente a las guitarras y la voz de Axl, más que Guns N’Roses, parece que estemos ante los Rammsteim … pero bueno, Axl quiere demostrar que es capaz de componer e interpretar cualquier tipo de estilo y ahí queda ese Shackler’s Revenge para quien tenga la mínima duda.

Llega el momento del primer sólo de la noche y Richard Fortus se coloca en primer plano, jugando con su guitarra con los acordes del tema principal de la banda sonora de la serie James Bond, e introduciéndonos en una de las primeras versiones, un Live and Let Die (original de Paul Mc.Cartney), que no faltaba en ninguno de los Set-List de la gira de los Illusions y por lo visto sigue siendo uno de los preferidos de Axl. Por mi parte, no es un tema que me encante especialmente, y más teniendo en cuenta que se quedarán fuera del set algunas que considero piezas maestras como Estranged o Pretty Tied Up, pero el tema suena muy bien (hasta ahora me había dejado de comentar que el sonido fué impecable en todo el concierto, tanto por cantidad de vatios como por la limpieza del mismo), y sin entusiasmarme, me entra perfectamente.

Lo que viene después es brutal, una nueva intro musical, que enlaza con la impresionante balada This I Love, penúltimo tema del Chinese. Aquí Axl da un soberano puñetazo en toda la cara a los que han dicho que está mal de forma y que nunca volverá a ser el de antes (cierto es que alguna de las grabaciones de principios de la gira, especialmente la de Osaka, que se puede ver en el you tube les dan parte de razón), y brinda una interpretación soberbia, dominando en todo momento los tonos más bajos y subiendo sin problemas a los agudos, cambiando a un tono más alto, y otro y otro en mitad de los mismos, en una interpretación que te pone la piel de gallina. No hay más que decir, había que estar ahí para verlo y oirlo … absolutamente impresionante.

¿Qué podía seguir a esta clase magistral?, pues ni más ni menos que mi tema preferido del Chinese, Better, (y que temía que no interpretaran por que es de los temas que han ido entrando y saliendo del set-list, no siendo uno de los fijos), y ahí ya me dejan destrozado. Otra interpretación apabullante de uno de aquellos temas que los más musicómanos disfrutamos realmente escuchando los instrumentos uno por uno, ya que es una canción de estructura compleja, donde en algunos momentos todos los instrumentos parece que tocan un tema distinto, pero en perfecta armonía todos vuelven a enlazarse para el estribillo principal, y Axl sigue y sigue en estado de gracia … lo confieso, continúo con las emociones a flor de piel e incluso se me escapa alguna lágrima …. y seguro que no soy el único …

No llevamos ni una hora de concierto y Axl ya podría salir por la puerta grande, pero la fiesta sigue con el tema que cerrara en su momento el Appetite, un Rocket Queen también celebradísimo y coreado por todo el mundo, y en la que realmente se lucen el bajista Tommy Stinson y el batería Frank Ferrer una sección rítmica de muchísimos kilates.

A continuación un piano de cola, de color negro, aparece de debajo la plataforma del batería, y Axl demuestra el cariño que le profesa a Dizzy Reed presentándole con todo el cerimonial (sin ser un Gun original, entró en el grupo como teclista acompañante en la grabación de los illusions y se convirtió en el sexto Gun en la gira correspondiente), como si fuera la conexión, que de hecho lo es, con el grupo original, exceptuando al propio Axl, claro, y Dizzy nos ofrece un magnífico solo de piano, con pasajes más tranquilos, casi clásicos, combinados con otros más rockeros, en unos cuatro o cinco minutos en los que es protagonista exclusivo y que nos pasan volando a todos. Merecida ovación al final del tema, la que se lleva Dizzy.

Sigue otro de los temas nuevos: Street Of Dreams, un precioso medio tiempo que empieza tranquilo para ir in crescendo y de nuevo la banda deja patente su impresionante nivel con una ejecución impecable.

A continuación You Could be Mine supone uno de los momentos álgidos de la noche (si es que puede decirse así ya que realmente en un concierto excepcional de principio a fin resulta difícil destacar uno u otro momento), con el público nuevamente entregado con un tema sobradamente conocido por todos, y con la pirotecnia, cañones de luz, columnas de fuego en el escenario y cajas de humo funcionando a toda mecha … todos ellos crean un ambiente digno de la película Terminator de la que fuera banda sonora.

Es el turno de DJ Ashba, quizás el menos brillante de los tres guitarristas, personalmente en algunos momentos me da la sensación de que sólo está en el grupo por que ha aceptado el rol de imitador (tanto en vestimenta, como en gestos, en los solos con el cigarro en la boca …) de Slash, que le ha impuesto Axl, en una especie de burla que deja claro que una futura reconciliación de cantante y guitarrista en un futuro es del todo imposible.

Su sólo es el más breve, en el set-list figura como Ballad of Death, y pronto deja el primer plano del escenario al que seguramente es el más brillante de los tres guitarristas que acompañan a Axl, Ron “Bumblefoot” Thal. Con un aspecto totalmente desaliñado (se os lo encontráis algún dia por la calle seguramente le confundiréis con un mendigo) e impropio de un grupo del que forma parte, su pinta dista mucho de la de un guitar hero, pero bueno, bastan las 10 primeras notas de Sweet Child O’Mine para dejar claro que domina a la perfección su instrumento y llevarnos a todos de nuevo al éxtasis.

Como no puede ser menos, el tema más popular de los Guns es coreado absolutamente por todos, y seguramente a dos kilómetros de distancia del pabellón se nos podría oir perfectamente.

Otro momento mágico y emocionante, van ya unos cuantos, y lo que queda.

Entre tema y tema Axl sale y entra del  escenario unas cuantas veces, yo diría que serían más de 20 en todo el concierto y viene cada vez con nueva vestimenta, pero siempre con la badana y algun sombrero cowboy, que son ya su sello de identidad.

A continuación un nuevo piano de cola sale de debajo de la batería, en este caso, con incrustaciones plateadas que reflejan los focos del escenario, y se coloca en primer plano, aunque el inicio del siguiente tema corre a cargo de los guitarristas Richard Fortus y DJ Ashba. Ambos realizan una muy buena variación sobre la intro original de Another Brick in The Wall III, hasta que se sienta Axl al piano y les acompaña interpretando buena parte del mítico tema de Pink Floyd.
Los guitarristas se retiran a segundo plano, y Axl de nuevo recobra el protagonismo, demostrando que también es un excelente pianista de nuevo, versionando temas ajenos, en este caso unas lineas del Goodbye Yellow Brickroad de los Beatles, seguidas de otras del Someone Saved My Life Tonight de Elton John, para, tras una pequeña pausa, aporrear enérgicamente de nuevo el teclado dando paso a otro de los temas más esperados por todos, un November Rain, tan aplastante o más que lo que habíamos visto hasta el momento, y con acompañamiento visual a la altura, unos juegos de luces simplemente increibles y unas columnas de chispeantes bengalas gigantes que recorren toda la escalinata central, y envuelven al bateria. Precioso.

Pasamos ya de la hora y media de concierto, momento en que muchos grupos ya abandonarían el escenario y nos quedarían sólo los bises, pero para nada es así en esta gira. Bumblefoot vuelve al centro del escenario y ahora es el turno de su sólo, en el que nos deleita con una versión hard rockera de la conocidísima banda sonora de The Pink Panther.

El tema siguiente es otro de los que entran y salen noche si y noche, no, pero hoy como es la última fecha de la gira europea, parece que han decidido tocarlos todos y que no se quede ninguno fuera.

I.R.S. es el nombre del ministerio de hacienda estadounidense, y la canción, una crítica directa al gobierno USA por el mal uso de las finanzas hecha por los presidentes de ese país, habitualmente más usadas para la guerra que para el progreso y el bienestar. El tema en si no es espectacular, para mi seguramente es el más flojo del Chinese Democracy, pero con la interpretación en directo gana bastante y especialmente es para reflexionar el video que aparece en la pantalla gigante con imágenes de la casablanca atacada por rayos, alternándose con portadas de dossiers confidenciales, y con la durísima imagen de una mujer completamente quemada por el napalm, que es la que queda fija al final del tema, encogiéndonos a todos el corazón.

Sigue otra de las versiones que no ha faltado en casi ningún concierto, esta vez le toca el turno al maestro Bob Dylan y su conocida Knockin’ on Heaven’s Door, nuevamente comunión absoluta entre el grupo i el público, y sonrisa de oreja a oreja a Axl al final del mismo, que deja claro que él también está gozando de una noche absolutmente especial.

Vamos por las dos horas y veinte minutos de concierto y queda el último tema antes de los bises, un Nightrain super acelerado que cierra brillantemente el concierto.

Se apagan las luces, uno piensa que serán 5 o 10 minutos de merecido descanso, pero nada más lejos, en un par de minutos vuelve DJ Ashba para realizar una nueva intro instrumental, que enlaza con otra de las baladas míticas de la banda, un Don’t Cry que nuevamente es seguido por todos, y en el que las cámaras y la pantalla gigante se recrean en las chicas de las primeras filas, la mayoría cantando el tema literalmente bañadas en un mar de lágrimas.

Nueva jam instrumental a cargo del grupo entero, y la última pieza del nuevo disco, una sensacional Madagascar … que nuevamente nos pone la carne de gallina, especialmente después del discurso de Martin Luther King, y el final magistral de esta preciosa oda a la libertad y la paz.

El tema siguiente es una relativa sorpresa, ya que no tengo noticias que los antiguos Guns hicieran nunca ninguna versión de los AC/DC, pero en esta gira, Axl vuelve a homenajear a otro de los nombres míticos de la historia del Rock, con uno de sus temas más conocidos, y realmente a estas alturas de concierto, con perdón de la expresión, los tiene que tener bien puestos para atreverse con un Whola Lotta Rosie, que no es precisamente un tema descansado para las cuerdas vocales.

Delirio absoluto en el público, aunque ya somos conscientes de que esto se acaba. Nuevamente otra intro instrumental enlaza con el que será ya el último tema, que no puede ser otro que Paradise City, en el transcurso del cual ya se desmelenan completamente tanto a nivel musical como en lo que respecta a los efectos especiales, poniendo en marcha todos al mismo tiempo, fuego en el escenario, humo frente a él, las torres de luz a toda mecha y como colofón, unos cañones estratégicamente al frente, fondo y laterales de la pista, explotan lanzando sobre el público una auténtica lluvia de confetti rojo.

Un final increible para un concierto simplemente irrepetible. Había que estar ahí por que nada de lo que he escrito puede estar a la altura de lo que vivimos los 10.000 afortunados que asistimos a él. Axl demostró estar en plena forma, y ser realmente uno de los mejores cantantes y frontman de las últimas tres décadas, esperemos que siga en la misma linea y no tengamos que esperar otros 17 años para que nos visite.

Habré ido a más de una cincuantena de grandes conciertos en mi vida, de grupos y músicos de todos los estilos, y nunca había visto ese nivel de calidad y entrega sobre un escenario durante tanto tiempo. Recuerdo a un gran Bruce Springsteen durante dos horas y media en el Camp Nou en la gira de Tunnel of Love, pero con una pausa de unos 15 minutos, o a unos Cure, también con 140 o 150 minutos de concierto en la gira de Disintegration y en el Kissing Tour, pero sinceramente, cantar durante 2 horas y 45 minutos al nivel que lo hizo Axl el sábado pasado, creo que se pueden contar con los dedos de una mano el número de cantantes mundiales que son capaces de hacerlo, y la sensación que me quedó es que podía haber seguido cantando una hora más al mismo nivel.

Nunca he sido un gran fan de Axl como persona, en la guerra Axl – Slash, conociendo el pasado del cantante, más bien me posicioné del lado del de la chistera, pero sinceramente, el sábado Axl me rindió a sus piés sin condiciones.

En You tube ya salen algunas imágenes del concierto, aunque de baja calidad al ser gravadas con móviles, dan una idea bastante aproximada del espectáculo:

I una muestra del estado de gracia d’Axl es este This I Love del festival de Reading de hace un parl o tres de meses …. una gran interpretación, que la del sábado pasado superó con creces …

Anuncios

Fa menys d’un mes que tenim al mercat el nou i tant esperat disc dels Guns, i sincerament m’ha sorprès molt positivament.

Sembla que no hàgin passat els anys i tot i que ja no hi ha l’Slash, el Duff, el Matt i l’Izzy, i molta gent diu que són un altre grup, que només conserva el nom i la complicada personalitat de l’Axl al capdavant, per a mi aquest disc és una magnífica continuitat d’on ens van deixar els Illusions, a principis dels 90, es podria haver dit perfectament Use Your Illusion III, doncs l’Axl ha sabut envoltar-se d’uns músics boníssims i mantenir el so potent i contundent dels millors Guns, en temes com aquest fantàstic Better, el tercer tall del disc.

Aquí el tenim en la versió original del disc, però superposada sobre una actuació en directe del 2.006 al Rock Am Ring, i a continuació la versió totalment en directe del mateix concert.

==================================================

Hace menos de un mes que tenemos en el mercado el nuevo y tan esperado disco de los Guns, y sinceramente me ha sorprendido muy positivamente.

Parece que no hayan pasado los años y pese a que ya no están ni Slash, ni Duff, ni Matt ni Izzy, y mucha gente opina que son otro grupo, que sólo conserva el nombre y la complicada personalidad de Axl al frente, para mi este disco es una magnífica continuación de donde nos quedáramos con los Illusions, a principios de los 90, se podría llamar perfectamente Use Your Illusion III, puesto que Axl ha sabido rodearse de unos músicos buenísimos y mantener el sonido potente y contundente de los mejores Guns, en temas como este fantástico Better, el tercer corte del disco.

Aquí lo tenemos en la versión original del disco, pero superpuesta sobre una actuación en directo del 2.006 en el Rock Am Ring, y a continuación la versión totalmente en directo del mismo concierto.

==================================================

Versió del disc

En Directe al Rock Am Ring 2.006

 

No one ever told me when I was alone
They just thought I’d know better, better
No one ever told me when I was alone
They just thought I’d know better, better

The hardest part this troubled heart has never yet been through now
We’ve healed the scars that got their start inside someone like you now
Well had I known or I’d been shown back when I longed you’d take me
To break the charge that brought me home and all that won’t erase me

I never would know that I could
No matter what you’d pay me
Replay the part, you stole my heart
I should have known you’re crazy

If all I knew was that with you
I’d want someone to save me
It’d be enough, but just my luck
I fell in love and baby all that I wanted was

Now I know you better
You know I’d know better,
Now I know you better

So bittersweet, this tragedy won’t ask for absolution
This melody inside of me still searches for solution
A twist of fate, a change of heart
Kills my infatuation
Of a broken heart
To provide the spark for my determination

No one ever told me when I was alone
They just thought I’d know better, better
Ooh, no one ever told me when I was alone
They just thought I’d know better, better

All that I wanted was
I know you know you know better
You know I know you know better
Now you know me better

(Guitar Solo)

I never wanted you to be so full of anger,
I never wanted you to be somebody else
I never wanted you to be someone afraid to know themselves
I only wanted you to see things for yourself

All that I wanted was
Now I know you better
Now we all know better
All that I wanted was

(Guitar Solo)

If I were you
I’d manage to abhor the invitation
Of promised love that can’t keep up
with your adoration
Just use your head and in the end
You’ll find your inspiration,
To choose your steps, I won’t regret
This kind of aggravation

No one ever told me when I was alone
They just thought I’d know better, better
No one ever told me when I was alone
They just thought I’d know better, better

===================================================

Nadie nunca me habló cuando yo estaba solo
Ellos pensaban que yo lo sabía mejor, mejor                                                               
Nadie nunca me habló cuando yo estaba solo
Ellos pensaban que yo lo sabía mejor, mejor

La parte más difícil de este atribulado corazón nunca aún ha sido por ahora
 Hemos curado las cicatrices que empezaron en el interior de alguien 
como tú ahora
Bueno yo había conocido o me ha demostrado cuando he anhelado
 lo que me encantaría tener
Para romper el cargo que me trajo a casa y todo lo que no
 se me borra

Nunca sabría que yo podría
No importa lo que me pagaráis
Jugando de nuevo la parte, me robaste el corazón
Yo debería haber sabido que estás loco

Si todo lo que sabía era que contigo
Quiero a alguien que me salve 
Podría ser suficiente, pero mi suerte
Me enamoré y chica todo lo que quise fué

Ahora te conozco mejor
Sabes que te conozco mejor
Ahora te conozco mejor

Por lo tanto, agridulce, esta tragedia no pedirá la absolución
Esta melodía dentro de mí sigue buscando la solución
Un giro del destino, un cambio de corazón
Mata a mi entusiasmo
De un corazón roto
Para proporcionar la chispa para mi determinación

Nadie nunca me habló cuando yo estaba solo
Ellos pensaban que yo lo sabía mejor, mejor
Ooh, nadie nunca me habló cuando yo estaba solo
ellos pensaban que yo lo sabía mejor, mejor

Todo lo que yo quería era
Sé que tu sabes que tu lo sabes mejor
Sabes que sé que tu lo sabes mejor
Ahora tu me conoces mejor

(Solo Guitarra)

Nunca quise que estuvieras tan lleno de ira,
Nunca quise que tu fueras alguien más
Nunca quise que tuvieras miedo a conocerte 
Yo sólo quería enseñarte a ver las cosas por ti mismo

Todo lo que yo quería era
Ahora te conozco mejor
Ahora todos nos conocemos mejor
Todo lo que yo quería era

(Solo Guitarra)

Si yo fuera usted
Lograría aborrecer la invitación
Del amor prometido que no puede seguir
con tu adoración
Simplemente usa tu cabeza y al final
Encontrarás tu inspiración,
Para elegir tus pasos, no voy a lamentar
Este tipo de provocación

Nadie nunca me habló cuando yo estaba solo
Simplemente pensaron que yo lo sabía mejor, mejor
Nadie nunca me habló cuando yo estaba solo
Simplemente pensaron que yo lo sabía mejor, mejor