EL TEMA D’AVUI – ULTRAVOX – HYMN

Ultravox són un dels grups més importants dels anys 80, un grup que va marcar tendència en el tecno i la new wave, i que va gravar àlbums increibles com Vienna, Rage in Eden o Lament, i cançons tant conegudes com Vienna o The Voice.

La darrera actuació de la seva formació clàssica (Midge Ure, Chris Cross, Billy Currie i Warren Cann) va tenir lloc el 1985, poc després Warren Cann deixava el grup i la resta de membres gravàven un nou disc i es separaven també dos anys després, acabada una poc exitosa gira de presentació.

La sorpresa ens l’han donat el 2.008 quan anunciaven un inesperat retorn, amb una gira que ja ha viscut vàries dates a la Gran Bretanya durant aquest any, i que seguirà a partir de l’abril del 2.010 amb gira europea, que esperem que els porti al nostre país. De moment estan confirmats 6 concerts a Alemanya, 1 a Holanda i 1 a Suïssa.

Un dels temes que no pot faltar en aquesta gira és Hymn, pot ser menys conegut que els altres esmentats, però en absolut de menys qualitat, compareu la versió original, amb una en directe en la gira de presentació de Quartet, l’àlbum on la podem trobar, i una (malhauradament de no gran qualitat) gravada en la gira actual.

====================================================

Ultravox son uno de los grupos más importantes de los años 80, un grupo que marcó tendencia en el tecno y la New Wave, y que grabó álbumes tan increibles como Vienna, Rage in Eden o Lament, y canciones tan conocidas como Vienna o The Voice.

La última actuación de su formación clásica (Midge Ure, Chris Cross, Billy Currie y Warren Cann) tuvo lugar en 1.985, poco después Warren Cann dejaba el grupo y el resto del miembros gravaban un nuevo disco y se separaban también dos años después, terminada una poco exitosa gira de presentación.

La sorpresa nos la han dado en el 2.008 cuando anuncian un inesperado retorno, con una gira que ya ha vivido varias fechas en Gran Bretaña durante este año, y que seguirá a partir del mes de abril del 2.010 con una gira europea, que esperemos que les traiga hasta nuestro pais. De momento están confirmados 6 conciertos en Alemania, 1 en Holanda y 1 en Suiza.

Uno de los temas que no puede faltar en esta gira es Hymn, quizás menos conocido que los anteriormente mencionados, pero en absoluto de menos calidad, comparad la versión original, con una en directo en la gira de presentació de Quartet, el álbum al que pertenece, y una (desgraciadamente de no gran calidad) grabada en la gira actual.

=====================================================

ANY 1.982 – Versió original en estudi

ANY 1983 – En directe al Westfalenhalle de Dortmund

ANY 2009 – En directe al Edinburgh Playhouse

Give us this day all that you showed me.
The power and the glory 'til thy kingdom come.

Chorus:

Give us this day all that you showed me,
The power and the glory 'til thy kingdom come.
Give me all the story book told me,
The faith and the glory 'til thy kingdom comes.

And they said that in our time,
All that's good will fall from grace.
Even saints would turn their face,
In our time.

And they told us that in our days,
Different words said in different ways,
Have other meaning from he who says,
In our time.

(Chorus)

And they said that in our time,
We would reap from their legacy,
We would learn from what they had seen,
In our time.

And they told us that in our days,
We would know what was high on high,
We would follow and not defy,
In our time.

(Chorus)

Faithless in faith.
We must behold the things we see.

(Chorus - Repeat 4 times and fade)
Anuncios

EL TEMA D’AVUI – LINKIN PARK – NEW DIVIDE

No sé com s’ho fan aquests paios, però per mi que tenen una vareta màgica … han sabut posar en una coctelera el millor rock classic, amb pinzellades de trash, de tecno i rap i la veritat és que cada canço que en treuen es fantàstica … el cóctel no s’acaba mai i que segueixi així ….

Després dels fantàstics Minutes to Midnight i Meteora un pensa que potser els afluxeiria la inspiració, però no, els demanen un tema per la banda sonora d’una peli i et surten amb aquest tema brutal … New Divide …

Si segueixen amb la línea dels dos darrers treballs i d’aquest single, el seu proper disc pot ser el més gran de la història …

======================================================

No sé como lo hacen estos tíos, pero para mí que tienen una varita mágica … han sabido meter en una coctelera el mejor rock clásico, con pinceladas de trash, tecno y rap y la verdad es que cada canción que sacan de ahí es fantástica … el cóctel no se termina nunca y que siga así …

Después de los fantásticos Minutes to Midnight i Meteora uno piensa que quizas iban a perder algo de inspiración, pero no, les piden un tema para la banda sonora de una película y te salen con este tema brutal … New Divide …

Si siguen en la linea de los últimos trabajos y de este single, su próximo disco puede ser el más grande de la historia …

EL TEMA D’AVUI – MARILLION – WAITING TO HAPPEN

Holidays in Eden, llençat al mercat el 1.991, és el 6è disc de Marillion, i el segon amb Steve Hogarth com a cantant. Si en l’anterior, Seasons End, ja es feia palès un lleuger canvi en l’estil del grup, en aquest encara queda més clara la influència de Hogarth en les noves composicions i el seu pes en les mateixes malgrat portar tant poc temps a la banda.

 La discussió sobre si eren millors els Marillion amb Fish o ho són amb Steve és un carrer sense sortida, que tothom en pensi el que vulgui, jo tinc l’opinió que igual com amb Fish ens van regalar àlbums magistrals com Fugazi o Misplaced Childhood, la nova etapa amb Steve ens n’ha donat d’altres també tant bons com aquest Holidays in Eden, per tant jo no m’atreveixo a posar-ne un davant de l’altre.

 Un dels temes més brillants del disc, és aquesta magnífica Waiting To Happen, on llueix especialment la veu de Hogarth amb tots els seus matiços.

 ===================================================

Holidays in Eden, lanzado en 1.991, es el 6º álbum de Marillion, y el segundo con Steve Hogarth como cantante. Si en el anterior, Seasons End, ya se mostraba un claro cambio en el estilo del grupo, en este queda todavía más patente la influencia de Steve en las nuevas composiciones y su peso en las mismas, pese a llevar tan poco tiempo en la banda.

 La discusión sobre si eran mejores los Marillion con Fish o lo son con Steve es un callejón sin salida, todo el mundo es libre de tener su opinión, la mía es que igual que con Fish nos regalaron álbumes magistrales como Fugazi o Misplaced Childhood, la nueva etapa con Hogarth nos ha dado otros también tan buenos como este Holidays in Eden, por lo tanto yo no me atrevo a poner a uno por delante del otro.

 Uno de los temas más brillantes del disco es esta magnífica Waiting To Happen, donde destaca especialmente la voz de Hogarth con todos sus matices.

I lie awake at night, listening to you sleeping
I hear the darkness breathe
And the rain against the window

After all this time
Cynical and jaded
All the stones are diamonds
All the blues are faded

Everything Ive been through
All Ive seen and heard
Spend to much of my life
In the spiritual third world
But you came and brought the rain here

Something waiting to happen
Something learning to fly
We can talk without talking
From inside to inside
I have waited to feel this
For the whole of my life

We took ourselves apart
We talked about our faces
You said you didnt like yours
I said I disagree

I keep the pieces separate
I clutch them in my coat
A jigsaw of an angel
I can do when I feel low

From emptiness and dryness
The famine of our days
Watch the heavens open
Wash it all away
You came and brought the rain here

Something waiting to happen
Something learning to fly
On the edge of exploding
Something wild and alive
Something waiting to happen
Anytime that you like
I have waited to feel this
For the whole of my life

EL TEMA D’AVUI – BERLIN – LIKE FLAMES

Tinc l’honor de tenir a la meva llista d’amics del Facebook la Terri Nunn, la cantant d’una gran banda americana de Pop-Rock dels 80’s anomenada Berlin i que gràcies a l’energia i vitalitat de la Terri ha ressucitat fa un parell d’anys i torna a tenir l’agenda de concerts absolutament plena.

Espero que algun dia vingui al nostre país i poguem cantar amb ella algun dels seus grans hits, com aquest fantàstic Like Flames, un dels meus temes preferits, i que trobem al disc Count, Three and Pray.

===================================================

Tengo el honor de tener en mi lista de amigos del Facebook a Terri Nunn, la cantante de una gran banda americana de Pop-Rock de los 80’s llamada Berlin y que gracias a la energia y vitalidad de Terri ha resucitado hace un par de años y vuelve a tener la agenda de conciertos absolutamente llena.

Espero que algún dia venga a nuestro pais y podamos cantar con ella alguno de sus grandes hits, como este fantástico Like Flames, uno de mis temas preferidos, que encontramos en el disco Count, Three and Pray.

===================================================

Something you’ve heard
somewhere you’ve seen
too real to ignore
you’ve chosen not to believe
from the black of their pain
to the white of their fear
in the dust they die
while eden lies near

the freedom bought,
changed hands, was sold
this heat of love has turned ice-cold

we just can’t escape it
like flames reaching out from the sun
we can’t defeat it
like flames reaching out from the sun

from the garden of love,
been banished too long
and the balance will shift
between the week and the strong
once they would beg and they would plead
but now they demand
divided by those that need
and those that command

the freedom bought,
changed hands, was sold
the heat of love has turned ice-cold and
we never learn but we know too well
heaven’s died and gone to hell

now you watch but you shoud have run
like flames that leap from the base of the sun
and you dream you’re free but you’ll awake
too much too late, too much too late

Lletres extretes de la web www.songlyrics.com

EL TEMA D’AVUI – RAMONES – SHEENA IS A PUNK ROCKER

Tornen al blog els Ramones, amb aquest tema que trobem al seu segon disc, Rocket to Russia, publicat el 1.977.

Es original de’n Joey i un dels seus temes insígnia, que no ha faltat pràcticament mai a cap concert seu, per el que molt possiblement sigui (junt amb Blitzkrieg Bop) el tema que hauran tocat més vegades en directe.

====================================================

Vuelven al blog los Ramones, con este tema que encontramos en su segundo disco, Rocket to Russia, publicado en 1.977.

Es original de Joey y uno de sus temas insígnia,  que no ha faltado a prácticamente ningún concierto en la historia del grupo, por lo que muy posiblemente sea (junto a Blitzkrieg Bop) el tema que habrán tocado más veces en directo.

CONCERT – U2 BARCELONA – 30/06/2009

A estas alturas si estás interesado en el concierto de ayer de U2 en Barcelona, seguramente ya habrás leido en los periódicos o en la web las crónicas “oficiales” de los “expertos” de cada periódico que han dejado por las nubes el impresionante montaje escénico, la calidad del sonido y el fantástico set-list, crónicas que suelen terminar con “los fans del grupo se rindieron nuevamente a sus pies en un concierto para la historia”

A partir de la siguiente linea tienes una crónica bastante distinta, de un fan que lleva escuchando al grupo desde 1.983, y que les ha visto en directo en todas las giras, salvo en la del 2.001 (Elevation Tour) y que va a darte una visión digamos diferente de lo que ayer realmente ocurrió en el Camp Nou de Barcelona.

Mi expectación en las semanas previas, como la de todo el mundo supongo, era grande , ya que las fotos aparecidas en alguna web del escenario, ya dejaban claro que era algo grandioso, y también esperaba que después de 4 años sin girar iban a salir con ganas de comerse el mundo e iban a conseguirlo por que si alguien tiene hoy en día los medios para disponer del mejor equipo de sonido e impactarnos con el mejor escenario y juego de luces, está claro que son U2.

La cosa empieza realmente bien, cuando entramos en el estadio y cruzamos la puerta de la boca de acceso a la grada no. 328, lo que viéramos en foto es superado con creces por la inmensa mole metálica que tenemos delante nuestro, ocupando la mitad del estadio, a lo ancho, largo y alto. Incluso alguien que ha estado en conciertos de conjuntos que cuidan realmente la escenografia como Pink Floyd, AC/DC, Iron Maiden o Prince, se queda sin aliento, con la boca abierta contemplando cada detalle del impresionante montaje, ni me hago a la idea de la inmensa fortuna no sólo de dinero, sinó también de horas de estudio y diseño y fabricación que se habrán empleado para montar esta increible estructura de, según dicen, casi 400 toneladas de peso, y me cuesta imaginar cómo narices han subido hasta 50 metros de altura las enormes piezas que la componen, así como la increible campana central que forman las pantallas de video y las 8 no menos impresionantes columnas de altavoces, y ya no digo de cómo estará la hierba del estadio una vez lo desmonten todo, a punto para sembrar patatas y tomates.

Repuestos de la emoción y después del correspondiente bocata y refresco a precios populares “anti-crisis” de 6 euros bocata y 4 euros refresco/cerveza …. brrrrrrr!, tomamos asiento para empezar a entrar en calor con los teloneros, unos Snow Patrol de quienes apenas tengo referencias, pero que supongo que si están teloneando a U2, es por que realmente son ya un grupo de primer nivel (no olvidemos que en la anterior gira los teloneros para Europa fueron otro magnífico grupo como Keane).

Y la verdad es que, pese a lo corto de la actuación, 45 minutos, disfrutamos de un magnífico recital de pop británico, con algunas baladas y medios-tiempos magníficos y algunos temas más rockeros, en especial el último, que finaliza con un gran último minuto “in crescendo” de muralla sonora guitarrera que me dejó con el suficiente interés como para comprar próximamente alguno de sus discos y profundizar mejor en su música.

Ayudó bastante a que el volumen estuviera inusualmente alto para lo que es costumbre en un grupo telonero, que normalmente tiene que lidiar con un sonido bastante inferior al de los “titulares” para no hacerles “competencia”, lo que no suele ser el caso en los conciertos de U2, ya que sus teloneros son bastante mejor tratados en este sentido.

Finalizada la actuación a las 21:15 nos vamos al bar para una cervecilla esperando el plato fuerte de la noche, y lamentablemente nos encontramos con unas barras atestadas de gente y atendidas de forma totalmente insuficiente (en la que estaba frente a nuestra boca, sólo una persona preparando los bocatas y otra sirviendo los vasos de bebidas), lo que conlleva más de media hora de cola para pillar un par de bebidas con los mismos precios populares, y el consiguiente nerviosismo de la gente que espera a medida que nos vamos acercando a las 10 de la noche y no consiguen avanzar y llegar a la primera fila de la barra. Supongo que no es fácil movilizar a la increible cifra de personal que estuvo trabajando ayer en el Camp Nou, pero por muy grande que fuera el número, en el servicio de los bares seguramente fué insuficiente.

Volvemos a nuestro asiento con el tiempo justo para ver como se apagan las luces del estadio y la gente ya empieza a volverse loca ante la inminencia de la salida de los ídolos al escenario (corrijo, completamente poseida cuando aparecen por una de las bocas de salida al campo Bono, The Edge, Adam y Larry, y empiezan a subir los escalones que llevan al escenario central)

Abre el fuego Larry con la intro de batería de Breathe, el tema que todos sabíamos que sería el primero después de los ensayos de los 6 días precedentes, de los que hemos podido encontrar sin problemas en la red todos los set-list.

¿Qué pasa? …… Algo no funciona ….. apenas se oye, el que debería haber sido contundente inicio de uno de los pocos temas que me gustan de su último disco, queda totalmente diluido bajo los gritos de la muchedumbre, y la cosa empeora cuando entran en acción Adam y The Edge, especialmente el primero, ya que el volumen general del sonido se muestra absolutamente insuficiente para llegar a todo el estadio con claridad y únicamente el micro de Bono parece estar algo por encima, aunque también en mi opinión en un nivel totalmente insuficiente para ser oido con claridad meridiana.

Y no será por equipo, por que las columnas de altavoces que cuelgan del escenario (2 por cada punto cardinal) deberían enviarnos un sonido atronador, pero ….. la única explicación que encuentro es que la semana pasada al ensayar sin público tuvieran que bajar el sonido ya que en estas condiciones suele rebotar en las gradas y provoca un eco que lo hace insufrible, y se olvidaran de volverlo a subir, por que en las condiciones de ayer, las 90.000 personas del estadio absorvíamos todo el eco y realmente el volumen debía haber sido de un 20 o un 30 % más de potencia para poder escuchar con detalle todos los instrumentos (especialmente perjudicado fué Adam, quien se podría haber quedado tranquilamente en el hotel, por que fué casi imposible oirle en toda la noche).

Con The Edge, los ingenieros de sonido tenían el detalle de subir el volumen cuando su guitarra tomaba el protagonismo en los fraseos y solos que suele incluir cada tema del grupo, pero bajaba de nuevo al nivel conjunto al momento, por lo que realmente espero que solucionen este tema para próximos conciertos ya que de no hacerlo la decepción de sus fans más exigentes será importante. Nada que ver con el volumen de la anterior gira, Vértigo, que fué un modelo de sonido pulido, brillante y a un volumen absolutamente perfecto durante todo el concierto de hace 4 años.

A Breathe siguen No Line On The Horizon (con una aceptación discreta por parte del público), Get On Your Boots (celebradísima por el club del 90 %, más adelante explico a qué me refiero con esto) y Magnificent, para mi el mejor tema del último disco, por no decir el único realmente brillante y a la altura de lo que espero de mi grupo preferido.

Hace ya una década se ha empezado a abrir una brecha en el público de U2, como supongo que suele pasar en todos los que han tenido una larga carrera, pero que es especialmente manifiesta en el caso de los irlandeses.

Por un lado estamos los fans que seguimos el grupo desde el principio de su carrera, o al menos desde la mitad de los 80, que tenemos a War, The Joshua Tree y Achtung Baby como emblemas de la mejor época del grupo, y no concebimos un set-list de sus conciertos sin New Year’s Day, Until The End of The World o Running To Stand Still, por número no superamos más que el 10 % de los asistentes a cada concierto (de aquí que les llame el grupo del 10 %).

Y luego está el grupo del 90 % restante, que lo componen los que han descubierto a U2 con el Pop, el All That You Can’t Leave Behind, o el How To Dismantle, y que tienen por temas sagrados Vértigo, Beautiful Day, Discothèque y de la década de los 80 y 90, con que no falten With Or Without You, Where The Streets Have No Name, Sunday Bloody Sunday, One y Still haven’t Found es suficiente. Dentro de este grupo se mezclan los de los 40 principales, que no tienen ni pajotera idea de ningún tema del grupo, salvo los que han sonado en los cuarenta principales en los dos últimos años (Vertigo, Get in Your Boots y Magnificent) y que van por que hay que ir, por que es el acontecimiento del año y queda muy bien poder contar a tus amigos que has estado en el concierto de U2. A estos ni les tengo en cuenta, por supuesto, pero como están bien camufladitos entre los del grupo del 90 % a veces cuesta distinguirlos.

Llegados al quinto tema de la noche el grupo del 90 % vive su primer gran momento álgido con la intro de Beautiful Day, que termina con un masivo oeee, oe, oeeeeeee, que Bono se encarga de alentar:  More! … More! …

Tanto el grupo del 10 % como los del 90 % hemos pagado la misma entrada por lo que somos respetuosos unos con otros, y en algunos temas coincidimos, como en el siguiente, que es ni más ni menos que Still Haven’t Found What I’m Looking For, que seguramente es el que sonó mejor de toda la noche, y que fué coreado desde el principio hasta el final por todos en uno de los mejores momentos de la noche.

A continuación otro tema clásico más o menos querido y cantado por casi todos, como es Angel of Harlem, que Bono dedicó al difunto Michael Jackson y al final del cuál, le brindó dos estrofas de Man on The Mirror y Don’t Stop ‘Til Get Enough.

Hasta ese momento el grupo estaba en plan triunfador, con el público (especialmente el club del 90 %) entregadísimo, y, pese a lo malo del sonido, como ellos al pinganillo les llegaba bien, pues ni se enteraban e iban derechitos para firmar una acutación de oreja y rabo.

El siguiente tema fué para mi la primera gran decepción de la noche, un esperado por mi In A Little While, que en la gira Elevation dedicara cada noche al gran Joey Ramone (fué el último tema que escuchara antes de morir víctima de un cáncer en 2.001), durante el que se hicieron más patentes los problemas de sonido, y que además, siempre según mi opinión, Bono (tan amigo siempre de realizar algunos cambios en las letras, improvisando nuevos estribillos o saltándose otros a la torera) destrozó completamente substituyendo las dos magníficas estrofas finales (Slow down my beating heart, slowly … slowly love ….) por una repetición cansina y sin sentido de la última frase de la anterior estrofa, era uno de los temas más esperados por mi, y realmente sentí como una afrenta a la memoria de Joey esta improvisación sin sentido.

Lo que vino después pasará a los anales de la historia del rock y da una idea del poder que tiene hoy en día U2 en el mundo, y especialmente Bono, ya que os podéis imaginar a qué puertas habrá que llamar (no serán más de una o dos, y absolutamente inaccesibles para el 99,999 % de los mortales que habitamos este planeta) para conseguir conectar en directo vía satélite con la Estación Espacial Internacional (MIR), y saludar, como quien llama a su abuela, a los astronautas y científicos que en estos momentos están trabajando en la misma, además de hacerlos partícipes y cómplices del concierto, al mostrar cada uno de ellos un rótulo con palabras como future, needs, big, kiss, el lema de la gira actual, y charlar tranquilamente durante un par de minutos sobre la importancia de reciclar o de que algunos de los experimentos que están realizando allà deberían servir para mejorar el mundo, Bono les pregunta también sobre si nos están viendo en ese momento (cómo no nos van a ver con las 10 o 12 columnas de láser blanco que se han encendido directamente hacia el cielo) y contestan que por supuesto y que Barcelona está preciosa desde allá arriba.

Habrá quién viera como una “boutade” esos 3 o 4 minutos de conexión con la MIR pero a mi me parece algo absolutamente excepcional y que no está ni estará nunca más al alcance de ningún otro grupo en el mundo que no sea U2.

Este momento, de todas formas, sirvió para comprobar que la supuesta magnífica visión que todos deberíamos tener con este nuevo concepto de 360º no era tal, ya que en las pantallas gigantes todo el mundo podía ver en la mitad izquierda a la tripulación y en la mitad derecha se iba traduciendo sobre la marcha y a toda mecha la conversación al catalán, pero desde las esquinas del estadio, o al menos desde la que yo me encontraba, de la mitad derecha no se veía más que una parte, por lo que me perdí casi toda la conversación y, con mi nivel de inglés, bastante mísero, no pillé más que algunos fragmentos de la misma.

Aún sin reponernos de este shock, empiezan con uno de los temas para mi más flojos de su último disco, Unknow Caller, que es una simple excusa para reenganchar al público con los habituales Oohhh, OOOhh, UUUhhh, Uuhhh … que en este tema sueltan cada dos por tres sin ton ni son. Uno de los momentos en que el club del 10 % echamos más en falta New Year’s Day …, aunque a continuación nos compensan con un, antes de la gira totalmente inesperado The Unforgettable Fire, uno de mis temas preferidos del grupo y en el que se hace más patente la diferenciación del público (en mi sector en concreto mientras yo cantaba de la primera a la última sílaba de esta joya el resto del bloque entero me iba echando miradas de reojo, extrañados sin saber de qué canción se trataba, y las miradas se hacían más afiladas cuando en la última estrofa lo que salía de mi boca no se parecía en nada a lo que cantaba Bono, pero no chavales, yo no me había confundido, era Bono el que empezó de nuevo – como en In A Little While – a destrozar el final del tema cambiando la última estrofa por una parrafada ininteligible, por lo que empecé a pensar que le falta ensayo y se ha olvidado de algunas letras de los temas más antiguos).

Casi enlazadas, siguió uno de los mejores temas de esta última década, City Of Blinding Lights, y a nivel visual fué uno de los momentos más impactantes, cuando la corona que formaban las pantallas de video se fué estirando hacia abajo convirtiéndose en una especie de campana compuesta por cientos de mini-pantallas que conformaron un puzzle de luces multicolor absolutamente precioso.

Y como ya estábamos en uno de los momentos con la entrega del público “in crescendo”, sábiamente metieron un Vértigo también lógicamente coreado por todos, algo más por los del club del 90 % que por los del 10 %.

Lo que vino a continuación es difícil de explicar, en mi opinión una de las más grandes pifias de la historia de U2 como grupo, cuando los altavoces empezaron a disparar una introducción de teclados totalmente dance, a la que siguió un desmadre del grupo interpretando un remix del último single I’l Go Crazy If I Don’t Go Crazy Tonight que destrozó un tema ya de por si no demasiado brillante en su versión original, y la verdad es que sentí verguenza ajena al ver a un gran batería como Larry abandonar su puesto y colgarse un bongo al cuello y dar vueltas como loco por la pasarela exterior, dando porrazos al bongo, como si fuera el baile de fiesta mayor de mi pueblo.

Los del club del 10 % (o al menos un servidor) no podíamos sinó comparar “aquello” con el fantástico set acústico que interpretaban en la gira de Achtung Baby (Angel Of Harlem, Satellite of Love y Stay, Faraway So Close, para los que no tuvieron la suerte de estar en alguno de los conciertos de esa gira), y sentimos realmente verguenza ajena al ver ese espectáculo más digno del Carnaval de Sitges que de un concierto de nuestra banda más admirada y respetada.

Gracias a Diós, “aquello” terminó y tuvieron el detalle de compensarnos con el segundo momento mágico de la noche empalmando Sunday, Bloody Sunday y Pride, estas ya sí celebradas y coreadas por el 100 % del público.

A continuación una sóla estrofa de MLK (tampoco hubiera pasado nada por cantar entero un tema supertranquilo que no durará más de 3 minutillos justitos), dió paso a un Walk On que para mí debía ser uno de los momentos cumbre de la noche (una canción que me pone la piel de gallina y uno de los temas de All That … que más esperaba al no haber conseguido entradas para la gira Elevation, y no haberlo interpretado en el Vértigo Tour), pero que, teniendo aún fresco en mi memoria el carnaval de Sitges, y sumando la mala calidad del sonido, no pude disfrutar con toda su intensidad, lo que lamento realmente, por que debía de haber sido uno de aquellos momentos mágicos que sólo puedes vivir en un concierto en directo y que quedan grabados en tu vida para siempre.

En teoría durante Walk On todos debíamos ponernos una careta con el rostro de la política birmana Aung San Suu Kyi, que habíamos encontrado en nuestros asientos (o al menos era lo que decía en inglés exclusivamente en el reverso de la careta) para solidarizarnos con la situación de esta luchadora por la democracia en uno de los paises menos demócratas del mundo, sino el que menos, pero parece que o la mayoría de la gente no se leyó las instrucciones o pasaron olímpicamente del tema por que fuimos contadísimos los que nos la colocamos (hay que reconocer también que cantar un tema que te gusta con una careta pegada a tu nariz tampoco es que sea especialmente sugerente).

El grupo abandonó luego el escenario, dejándonos un poco en ascuas pensando que ya se había terminado el concierto pese a que no eran más de las 11:30, pero enseguida se encendieron las pantallas para dar paso a un discurso del reverendo y premio Nóbel de la Paz Desmon Tutu, que seguramente era interesantísimo, pacifista y aleccionador para las generaciones futuras, pero como un servidor aún seguía bajo el shock del carnaval de Sitges, no me enteré de absolutamente nada …

Al final del discurso, nuevamente uno de los temas que siempre me ponen la piel de gallina y me hacen incluso saltar alguna lágrima (es el primer tema que escuché en directo en julio del 1.986, en Montpellier, en la primera fila delante del escenario … uff, qué recuerdos … ) pero ayer tampoco disfruté de la gran Where The Streets Have No Name con la intensidad de otras veces (si, de nuevo el pésimo sonido y el carnaval de Sitges).

Lo de One ya fué de escándalo, no sé qué pasó con el sonido, supongo que la gente la cantó con demasiado fervor y el pinganillo de Bono no tendría suficiente volumen, por que si no, no me explico como pudo perderse dos veces en la segunda estrofa, y empezar a balbucear más que cantar, sin saber si estaba en la segunda o la tercera mientras la mayor parte del público seguíamos cantando el tema sin problemas, lo que provocó que lo interrumpiera dos veces pidiendo a The Edge que volviera al acorde principal para intentar empezar de nuevo, y a la tercera fué la vencida y conseguimos todos cantar la misma canción hasta el final …

Después de One se fueron, esta vez sí, a descansar durante unos 5 minutos, durante los cuales el público les reclamó con algunos oehh, oehh, oehh, oehhh, faltos de algo de energía (parece que el carnaval de Sitges afectó a más gente y no sólo a mi), y finalmente (ayudados por los técnicos de luces que encendieron un par de veces las pantallas para “animar” a gritar un poco más), volvieron a ocupar sus puestos en el escenario.

Los del grupo del 90 % de nuevo la mayoría no se enteró del tema siguiente, un regalo para los del club del 10 %, Ultraviolet, durante la cual Bono fué demostrando una evidente pérdida de voz, que fué a más en el siguiente tema, el esperadísimo por todos With Or Without You, en el que además se frustró con el micro (una rueda colgada de la estructura principal, que no terminó de funcionar a su gusto y a la que a mitad del tema le dió un puñetazo para dejar que fuese sólo el público el que cantara el último OOOOOhhhhhhh del tema).

Creo que fué una de las noches menos acertadas de Bono en toda su carrera, y seguramente él también acabó bastante desquiciado tanto por su pérdida de voz, como por los problemas con One, y seguramente por los nervios de ser el debut de la gira y saber que gran parte del mundo estaba ayer pendiente de este concierto, lo que provocó que presentara ya con muy pocas ganas el último tema un Moment of Surrender, que recitó más que cantó seguramente pensando ya en acabar y abandonar el escenario lo antes posible, y que podía haber sido un gran final, con los ooohhh, uuuhhh que tiene al final el tema, y que debería haber sido seguido por todos, pero supongo que muchos no tendrán el último disco o no lo habrán escuchado lo suficiente por que el acompañamiento del público dejó bastante que desear.

En resumen un concierto que podría haber sido (por escenario y por la calidad del grupo) absolutamente inolvidable, de medalla de oro olímpica, pero que por varios motivos, se quedó en un diploma y gracias, muy a mi pesar, por que sinceramente, después de 4 años sin U2 en directo esperaba con muchísimas ganas que llegara anoche.

En fin, esperemos que solucionen los problemas de sonido y los otros que surgieron anoche y los próximos conciertos de la gira resulten más acertados, y que si el año que viene, como parece que se rumorea, vuelven a España para algún concierto en la segunda parte de la gira, den realmente lo que todos esperamos de ellos y un poquito más, y podamos marcharnos más satisfechos que anoche tanto los del club del 10 % como los del 90 % …. y por favor …. al carnaval ya iremos a Sitges si hace falta ….

La magia de la Red permite que en You Tube podáis disfrutar ya de la mayoría de los temas del concierto.

Ahí van algunos de mis temas preferidos de ayer:

ULTRAVIOLET:

THE UNFORGETTABLE FIRE:

CONCERT – VICTOR ELEKTRIC BAND A FIGUERES – 11/6/2009

Un concert d’un grup de versions que comença amb “You Really Got Me” de The Kinks, i segueix amb altres grans clàssics del rock com “Born To Be Wild”, de Steppenwolf, “Layla” d’Eric Clapton, “I Shoot The Sheriff”, el primer gran èxit de Bob Marley i “Black Magic Woman” de Fleetwood Mac ja dóna idea del seu bon gust musical i si la banda és tant bona i porta un equip de so de qualitat com el que vam poder veure ahir nit a la sala Mon de Nit, sens dubte tenim per davant una nit fantàstica de Rock de primera divisió.

 I això que la cosa no va començar molt bé, el concert estava previst per les onze de la nit, tot i que en el Facebook de Víctor Estévez, ell ja l’anunciava per les 11:45, però a aquesta hora no érem més de 8 o 10 persones a la sala. El concert està enmarcat en els dijous de música en viu amb els que la sala Mon de Nit ens ofereix actuacions de diversos grups, i certament cal agrair-los l’esforç de portar ahir un grup d’aquest nivell, però possiblement ahir va faltar una mica més de promoció per millorar-ne l’assistència.

 El grup mateix va arribar poc abans de la mitjanit, i fins les 00:30 realment no va començar el concert, però l’espera es va fer curta, doncs poc a poc sí que va anar entrant més gent i en Víctor, lluny d’altres cantants que s’amaguen al camerí fins l’hora de l’actuació, es va passejar per la sala, parlant amb tothom qui se li acostava, fent-se fotos amb qui li ho demanava, i en fi, demostrant una qualitat humana i una modèstia que el fan una persona realment propera i amb qui un es sent aviat molt cómode, res a veure amb la imatge que tenim en general dels personatges populars, massa sovint del tot inaccessibles o pressumptuosos en desmesura.

 Al començament del concert el públic (compto que seríen unes 200 persones) estava una mica fred, està clar que alguns dels temes del set-list ens portàven força enrera en el temps per a joves entre 18 y 25 anys que éren el 90 % de l’audiència i els grups que han actuat a Girona saben del caràcter fred de la nostra gent i del que costa a vegades que ens animem com toca. 

En Víctor va intentar escalfar l’ambient al final de cada cançó convidant la gent a acostar-se cap a l’escenari amb consignes com: “Vinga, va, acosteu-vos que no mosseguem”, però no va ser fins ja passada la mitja hora, quan van interpretar un petit set-acústic amb “Tears In Heaven” d’Eric Clapton i “I Don’t Wanna Miss a Thing” dels Aerosmith, que es va acabar de perdre la vergonya i ja sí que la distància entre l’escenari i les primeres files es van reduir a la mínima expressió

 A la segona part elèctrica del concert , més clàssics dels 60 i 70’s com “Money” de Pink Floyd o una versió realment potent del “Come Together” de The Beatles i un corejat per tots, “All Right Now” de Free, intercal.lant també altres temes més recents com “Maniac” de Michael Sembello (menció especial en aquest tema per al guitarrista temporal de la banda, que va realitzar un magnífic “solo” – el titular de la formació es va trencar el peu en el darrer concert i ahir precisament debutaba el seu substitut), “Are You Gonna Go My Way” de Lenny Kravitz o “Are You Gonna Be My Girl” de Jet, per tancar amb un “You Shook Me All Night Long” dels AC/DC que ens va deixar a gairebé tots amb ganes de més. 

L’única cosa dolenta que es pot dir dels bons concerts, és que hi ha un moment que s’acaben i ahir va ser així, un magnífic concert d’un grup que toca de meravella, molt compenetrats, malgrat que no fa ni un any que toquen junts, amb un equip de so també exquisit i que permetia escoltar fins als més petits matisos de cada instrument, i un “frontman” de veu prodigiosa, que ara mateix lidera una de les millors bandes de versions del nostre país, i que esperem poder veure de nou aviat a les nostres comarques. Una mala decisió per als qui estaven assabentats del concert i van preferir quedar-se a casa.

Algunes Fotos (perdoneu la qualitat, però la meva càmara no té flash i es difícil que surtin bé en llocs amb poca llum):

IMG_0138   IMG_0141

IMG_0143  IMG_0151

I un video d’un dels temes que van sonar ahir (Maniac) però d’un altre concert (al you tube en podeu trobar una pila de diversos concerts, absolutament recomanables)